13 semanas latiendo doble

Que ganas tenía de escribir este post… sinceramente pensé que esta vez me costaría menos aguantar las ganas de contarlo, que me haría quizás menos ilusión pero nada más lejos de la realidad.  Volver a estar embarazada es tan maravilloso o más que la primera vez.


Además he vuelto a tener un comienzo de embarazo envidiable… sin más molestias que un sueño atroz y los dolores típicos en el pecho que esta vez se han visto “incrementados” al seguir dándole el pecho a Noa, pero de eso ya te hablaré.

Y aunque es una suerte total no tener que “disfrutar” de esos ardores, ansias, vómitos y demás molestias que suelen darse al principio. No quita para tener una angustia a cada rato de si todo irá bien, ya que no te puedes creer que sin más cambios en tu vida que una rayita en una prueba signifique que tienes otro corazón formándose dentro de ti.

Noa también tiene otro bebé dentro de su barriga y de vez en cuando comienza a reírse sola porque dice que se ha movido y le hace cosquillas J.  Y a nuestro bebe, al de toda la familia que es el que tiene mamá en la barriga lo sacamos todas las noches para darle tetita, acunarlo para que se duerma y volverlo a meter en su casita para que crezca mucho… que cosas tiene esta pequeñina <3

Así que solo me queda disfrutar de este pequeño milagro que está creciendo dentro de mí y que hará que a finales del próximo octubre nos convirtamos en una familia loca de atar pero inmensamente feliz.

No hay comentarios :

Publicar un comentario