Destetar o no destetar esa es la cuestión

El destete es algo que a veces me planteo y otras me encoge la barriga.


El destete que siempre ha estado en mi mente para cuando llegarán los dos años es el nocturno... y es que Noa siempre ha sido muy mala para dormir... y el agotamiento muchas veces pasa demasiada factura sobretodo esas semanas donde las noches largas, ganan a las cortas en número y calidad, que son la gran mayoría.

Pero la gota que colmó el vaso y que realmente me hizo plantearme que algo había que hacer, fue hace unas semanas cuando el cansancio me hizo cabrearme tanto con Noa por despertarse a querer teti tantas veces esa noche que a las 4 de la mañana "me di la vuelta y le dije me da igual duérmete sola que ya tienes edad" e incluso me dormí mientras lloraba.

Su padre la intento calmar pero claro ya no era posible... porque además de querer teti ahora estaba desconcertada por mis palabras, mi tono y mis gestos. Como podía su mamá decirle eso? y por que? si hacía media hora que se la había dado sin problema...

Por supuesto al única solución a la rabieta que pilló fue la teti y los mimos de mamá cuando consiguió tener la suficiente conciencia de lo que estaba pasando, cuando la despertó papá. Y me dolió tanto al tomar conciencia de lo que había hecho, que ya no pude volver a dormir más dandole vueltas a que acciones tomar para evitar que se volviera a repetir más.


Pero claro no es fácil hacer entender a un niño el hoy sí... hoy no... por el día si, por la noche no... ya que durante el día o el fin de semana normalmente no me importa lo más mínimo pasar nuestro ratito juntas dándonos mimitos y arrumacos.

Así que para no volverla loca ha sido la de acortar las tomas.  Es decir antes de que empiece a mamar le digo que tiene que ser un ratito pequeño, por varios motivos, hay que hacer la cena... tenemos que recoger los juguetes... hay que vestirse para salir... o si no hay motivo aparente porque duele.  Y sin duda a ayudado bastante, a veces el ratito pequeño tienen que ser dos, uno por cada pecho y acompañarlos después de muchos abrazos y besos... pero no son horas eternas en cada uno de ellos.

Para las tomas nocturnas he recurrido a el cuento "La Teta Cansada" y estoy bastante contenta con los avances que hemos hecho... ya que también son más cortas, ha llegado algunos días a dormirse sin el pecho o incluso que no me pidiera en más de 6 horas, se despierta se acurruca o me abraza la cabeza y a seguir durmiendo... así que todo un logro que sin duda mis ojeras están agradeciendo.

Se que como en todo habrá momentos de recaída... pero en definitiva como la teta para mi es más un aliado que una carga se que los llevaremos bien. Y tú como te planteas el momento destete?

No hay comentarios :

Publicar un comentario