Play-doh Un mundo de posibilidades

El amigo invisible que realizamos en año nuevo en la familia, le trajo de Noa una caja a rebosar de plastilina Play-Doh.


Tengo que reconocer que cuando lo vi dije... donde voy a meter yo tanta plastilina ??? pero es cierto que tras un tiempo usándolo es una pasada que hayan venido tantos.


Cuando llegamos a casa le saque unos moldes, cortadores y rodillos que tenía de cuando mingurriadas y sin duda se ha convertido en el juguete estrella de estos días.



Este cortapizza en zigzag es genial. 


Pero este aparato para realizar "pelos", "patas de pulpo", "Spaguettis", etc...  es sin duda su favoritos de todos.


Sin duda la plastilina es uno de los juguetes más versátiles que podemos ofrecerle a un niño. Pero si ya la acompañamos de unos moldes o objetos que le permitan usarla de diferentes maneras se convierte en algo divertidísimo hasta para los mayores. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario