Lengua de signos para bebes oyentes

La lengua de signos para bebes oyentes era un tema del que tenía muchas ganas de tratar en el blog. De siempre me ha apasionado la lengua de signos, es más… siempre desde que tengo uso de razón he querido aprenderla, tengo familiares sordomudos a los que me quedaba embobada mirando “hablar” entre ellos, y aunque aprendí algunas palabritas o a deletrear algunos nombres aún no he encontrado el momento de poder hacer un curso para aprender a hablarlo bien.    

Así que cuando leí que se usaba este tipo de lengua para enseñarle a los bebes oyentes otra manera de comunicarse antes de que controlen el habla para así proporcionarle más herramientas con el fin de evitar las frustraciones que sufrimos tanto papas como niños por no conseguir entendernos, la idea me encantó y me puse a investigar por mi cuenta en más profundidad para llevarlo a cabo.


Por todos es sabido que los niños controlan sus gestos antes de vocalizar y cuando empiezan a hacer esto tampoco es que lo hagan perfectamente, Así que este método es una fantástica herramienta para poder comunicarnos con ellos o más bien ellos con nosotros hasta que las palabras empiecen a fluir por su boca.  La información que encontré estaba muy dispersa y no es que fuera mucha, pero al final conseguí dar con un par de páginas y algunos archivos que me dieron los conocimientos básicos para poder llevarlo a cabo y hoy quiero compartir todo eso contigo para que si te apetece puedas llevarlo a cabo tú también.

Hoy me centraré en el método en sí y en unas semanas te contaré que videos y archivos utilice yo para aprender los gestos antes de enseñárselos a Noa.


La lengua de signos para bebés oyentes es algo que cuando lo escuchas por primera vez puede sonar hasta ilógico y que en muchas personas suena hasta ofensivo… “Si mi hijo oye perfectamente porque le voy a  hablar como a los sordos?” me han llegado a decir.

Pero cuando te abres a escuchar y lo piensas un poquito es algo que todos usamos con los bebes en determinados momentos y que lo hacemos tan inconscientemente que ni siquiera caemos en que lo estamos haciendo. Te pongo un ejemplo,.. porque enseñamos a los niños a decir adiós con la mano??? de cuantas personas te despides tú diciendo adiós así? Te he pillado… eh?


Entonces me pregunto yo… por qué si lo usamos en cosas como hola, adiós, las palmitas, a señalar…  y las aprenden tan rápido de esa forma no aprovechamos esa capacidad innata que tienen para comunicarse con gestos, para enseñarles otras palabras tan usuales en su día a día como esas primeras?

Se suele aconsejar comenzar a signar a los bebes sobre los 6 meses, ya que a esa edad empiezan a observar mejor y a fijarse con detenimiento aunque seguramente hasta pasados los 8 no realicen por si mismos ningún signo. Además empezar poco a poco también nos viene bien a los papis para acostumbrarnos a signar a la vez que hablamos, ya que al no estar acostumbrados es muy normal que se nos olvide. Y es que un punto muy importante de este método es que el signo siempre tiene que ir acompañando a la palabra, nunca la sustituyéndola.

Una vez que veamos que el bebé empieza a mostrar interés por imitarnos lo mejor es ir poco a poco fijando gestos de 3 en 3… para no atosigarle ni volverle loco. Ósea nos centramos en enseñarle 3 signos durante una semana o dos y tras ese tiempo introducimos 3 nuevas más por lo que ahora tendríamos 6 signos, pasadas una semana o dos otras 3, así ya tendríamos 9… etc.

Nosotros empezamos con Noa a los 8 meses con dos signos cada 10 días… Las opciones de por cuales empezar son infinitas y cada familia debe de elegir las que más le convengan. Nuestra primera elección fueron Comer y Dormir, seguidos de Bañarse y Agua. En un par de meses bien podréis estar signando unos 25/30 conceptos que os van a venir genial en vuestra relación.

Si ahora mismo no se te ocurren que conceptos se podrían signar no te preocupes voy a prepararte un post completito con videos e imágenes que te van a venir genial para empezar. Porque sobre todo lo que quiero con este post es que te quede claro que este método, al contrario de lo que muchos piensan, para nada es un retroceso en la estimulación del lenguaje verbal, sino que además de darle la oportunidad de comunicarse a tu bebé contigo y de que tú lo entiendas, lo que os evitará mucha frustración, le ayuda mucho en tema de motricidad y de estimularle a adquirir conceptos.


A mí a día de hoy aún con 26 meses me vienen genial muchos de esos signos cuando no consigo entender a Noa que me quiere decir con palabras.

No hay comentarios :

Publicar un comentario