Porqué publico fotos de mi hija en internet

Son muchas las ocasiones en las que me preguntan si no me da miedo que puede pasar con las fotos que publico de en las redes sociales o aquí en el blog. La verdad que si me paro a pensarlo me puede dar cierta incertidumbre pero es cierto que a tanto como MIEDO no llega jamás.


Hay muchos artículos por la red donde se dan los motivos por los que no publicar y entiendo totalmente cada uno de esos posibles problemas…  pero es cierto que no estoy de acuerdo en que todo lo que puede acarrear sea malo, como en todo pienso que todo tiene sus pros y sus contras. Así que he decidido enumerar los motivos por los que yo si lo hago:



      Vivimos en Córdoba pero la mayoría de nuestra familia y sobretodo de nuestros amigos están a kilómetros de aquí, sé que es más seguro enviar la foto por e-mail o por whatsapp pero tú realmente tienes tiempo para pasar la foto por privado a todos ellos?  Yo desde luego no, así que para mí las redes sociales son una forma de que las personas que quiero vean crecer a mi hija.  


      En internet no toda la gente va con malas intenciones y de los millones de fotos de niños que se suben a diario a las redes algún día igual tengo mala suerte y una foto suya llega a donde “no debería” pero sin duda las estadísticas de probabilidad son muy muy pequeñas. Pero como por pequeña que sea existe, tomo ciertas medidas de seguridad para impedir tanto que la foto comprometa la intimidad de mi hija como para que nadie pueda ubicarla en un sitio o lugar concreto. 
      Para mi pena, en una ocasión ya he perdido un disco duro un día de buenas y primeras, con lo que eso conlleva… la perdida de todas y cada una de las fotos que allí había almacenadas…  Solo pude recuperar las fotos que J tenía que para nada eran todas y las que había subido a las distintas redes. Se que esto se solucionaría con una copia de seguridad pero volvemos a lo de siempre, al tiempo, a que para hacerlo bien hay que descargarlas y luego organizar fotos semanal, mensual o anualmente y guardarlas, es cierto que es lo mejor pero sin duda no es lo más cómodo, para mí es más fácil subirla y al menos ese momento quedará guardado.


      Nuestros hijos son hijos de la tecnología, todos tarde o temprano tendrán una vida 2.0 ya sea en redes sociales o en cualquier otra plataforma de la red y creo que es interesante que los enseñemos que tipo de información es viable que enseñen y cual no, que aprendan a conocer que debe guardarse en la intimidad sin tener porque “esconderse” por completo.


      Y sobre la pornografía infantil, que pienso es el tema que más nos puede preocupar, la solución no radica en esconder a nuestros hijos,  ya que igual de peligroso puede ser encontrarte con tu vecino del quinto todos los días en las escaleras, como saludar al tendero de la esquina, como pasar por el parque en el que os observan a diario sin que os deis cuenta.


Por todo ello si un día me apetece compartir una foto donde aparece la cara de mi hija ya sea sola o acompañada lo hago, pero eso no quiere decir que siempre busque que sea así, Porque en realidad lo que busco mostrar no es a mi hija, sino mi vida y por consiguiente a veces le toca parte a la suya.  Sin embargo jamás se me ocurriría mostrar a mis amigos o a sus hijos sin previo consentimiento ya que como dije al principio es totalmente respetable que ellos no quieran compartir sus vidas en la red. 

Y tú cuéntame… ¿eres de las que subes fotos de todos, solo tuyas o de las que prefieres conservar todas en privado?

No hay comentarios :

Publicar un comentario