*CERRADO* Sorteo Conejo: Bolso + libro infantil

Agosto se acaba y aún no sé si me da pena o alegría. De vacaciones se está muy bien pero ya “casi se han olvidado” y la verdad que la vuelta a la rutina… ver la oficina llena… que la ciudad se empiece a mover de nuevo me gusta. Me dan ganas de trabajar, de abandonar la vagancia y sacarle provecho al tiempo.

Pero eso lo haremos en el siguiente post que aún es agosto eh? Y aunque haya ganas de trabajar nunca hay que desaprovechar un descanso jijiji.  Así que para despedir agosto como se merece y de paso recuperar una vieja costumbre que hace mucho que no hago voy a hacer un sorteo.


Si volviera atrás… si se empezará de nuevo

Realmente no soy una persona con muy buena memoria… si le preguntas a mi marido más bien me compararía con Dori de Buscando a Nemo, pero si es cierto que imagino gracias a las fotos que tengo de aquella época recuerdo algunos instantes de mi paso por la guardería con gran cariño.  Sin embargo…. Si me preguntas ahora mismo te diría que cada día tengo más claro que donde mejor están los niños hasta los 3… incluso me atrevería a decir 4 años es con sus madres. 


Entiendo que hay casos donde no queda más remedio que tomar la decisión, e incluso en los que los niños son “encasquetados” a ciertos abuelos veo que estarían mejor en la guardería. Pero me quiero remitir solo a las dos posturas que por ejemplo había en casa… y si hablo en futuro porque ya casi he pasado a J al lado oscuro.

La cosa no cambiará mientras solo veamos rosas o azules

Estos días en Asturias, al final he estado más desconectada de lo que en un principio quería y pensaba… finalmente por un problema técnico me encontré sin conexión por datos y por wifi y eso sumado a mi nulo amor hacía la televisión me tuvo apartada de todo tipo de noticias que acontecieron durante los 12 primeros días del mes.

Eso sí cuando volví a reconectarme a la actualidad no podía dar crédito a muchas cosas de las que leía… pero sobretodo una de ellas me volvía a encoger el corazón. Otro caso en el que todo apuntaba a que un individuo se creía con el suficiente poder de hacer y deshacer lo que quisiera con la vida de una mujer o en este caso de dos. 


No puedo llegar a entender en qué punto los humanos nos empezamos a creer superiores a cualquier otra cosa en este planeta… pero es cierto que da miedo, mucho miedo, ver el camino que llevamos.  Primero nos creímos ser superiores a la naturaleza, luego a los animales con la que la compartimos y por último nos estamos sintiendo superiores a muchos de nuestros semejantes… que será lo próximo? 

Playa, Sol, Montaña y Lluvia

Una cámara réflex y una niña colgada todo el día del cuello no son muy compatibles, ya me pasó en Semana Santa y me está volviendo a pasar… casi no consigo sacar a mi Niki de la bolsa… pero no por ello me resisto a traerme trocitos de mi viaje por esta maravillosa tierra de la que vivo enamorada, aunque sea tirando de móvil.


Es cierto que para mi gusto llueve mucho y hace pocas veces sol, pero entre eso y el gran infierno en el que vivo creo que me podría acostumbrar sin duda a no solo mojarme en la playa en verano si eso me permite poder salir a cualquier hora de casa sin miedo a morir asfixiada.

Los niños tienen derecho a ser amamantados aunque sus madres vuelvan al trabajo

El post de esta semana no podía ser sobre otra cosa. No quería que pasará esta semana sin poner mi granito de arena en este tema, ya que como sabes la lactancia es un punto muy importante en la maternidad y aunque carezco de formación sí que dispongo de bastante experiencia. Y si contar mi caso te ayuda a ti como mamá al leerlo a no abandonar tu lactancia por tener que volver a trabajar o simplemente a darte ganas de intentarlo sin duda habrá más que merecido la pena escribir estas líneas.
Todos los años se celebra la semana mundial de la lactancia y cada año cambian el tema, para ir ampliando conocimientos sobre ella. Este año ha tocado amamantar y trabajar, para reivindicar que aunque nuestra baja laboral se acabe nuestro derecho y el de nuestro bebes de seguir amamantando permanece intacto.

Lo ideal sería que la baja maternal, al menos durara los 6 meses que son recomendables de lactancia exclusiva, o que nos pudiéramos permitir pedir una excedencia… reducción… vacaciones o cualquier otra cosa que nos permitiera estar el máximo tiempo posible con nuestros pequeños, la gran mayoría no nos lo podemos permitir y nos toca “exprimirnos” un poquito más la cabeza para conseguir algo que es necesario y de derecho.