Como sobrevivir a un viaje de 800km con un niño pequeño sin "morir" en el intento

En casa se habla Asturiano casi más que cordobés para cabreo de mi abuela. Nunca le ha gustado que cambie mi acento cuando hablo con personas de otra comunidad pero es algo que me sale solo y no puedo controlar , Recuerdo incluso cuando era pequeña con unos 9 años ir de vacaciones a Benidorm con mi madre y volver hablando portugués al haber coincidido con 3 hermanas portuguesas en el hotel…  Lo que no quiere decir ni mucho menos que sea buena hablando idiomas, la entonación y la gramática no tienen nada que ver jajaja.

Asturias y más concretamente Gijón es nuestra segunda casa, es donde vive toda la familia de mi marido y es nuestro sitio de vacaciones predefinido. Es cierto que está lejos, es un viaje largo, pero nunca nos ha importado, aprovechábamos el viaje para visitar a diferentes amigos o simplemente para conocer pueblos nuevos… pero desde que Noa llegó la cosa cambió.


Las 9 horas que nos solía durar el viaje se convirtieron en 12 casi sin darnos tiempo a asimilarlo… y aún recuerdo con angustia las 16 horas que nos llevó uno de ellos que casi nos quedamos a dormir a una hora del destino porque pensábamos que no llegábamos. Viajar con un bebé de pocos meses en un viaje tan largo verdaderamente es una locura, para la próxima sin duda lo tenemos más que aprendido y jamás se planteará como un viaje directo.

Ahora que empieza a ser más grande y es más fácil de entretener así que seguro que el viaje es más ameno. Además ya tenemos unos cuantos de experiencia en los que apoyarnos para planificarlo y quiero compartir contigo como lo hemos hecho y que hemos preparado para intentar no morir en el intento.

Lo primero a meter en el coche es PACIENCIA, sin ella cualquier otra cosa que pueda ayudar no servirá de mucho. El viaje es largo, los niños normalmente odian estar atados y sentados o quietos durante un largo rato, así que echar un par de kilos para no quedaros cortos.

Por otro lado nosotros hemos probado viajar de noche, de mañana, de tarde y da igual. A Noa no le gusta ir de noche en el coche, le da miedo la oscuridad sin contacto físico junto con los movimientos que no ve, los ruidos extraños y las ráfagas de luz, así que lo de viajar de noche para que vaya durmiendo con ella no vale. Y por el día ha tenido mañanas geniales y tardes horrorosas y también al revés… por lo que lo mejor en este caso es elegir la mejor opción para el o los conductores que vayan descansados y se encuentren cómodos porque el resto es una lotería.

Las paradas son muy importantes, sobretodo que no sean paradas para sentarlos a comer… yo prefiero que N coma en el coche mientras conducimos y que cuando hagamos la parada sea para que corra, salte, juegue y haga lo que quiera, por eso dos de los imprescindibles que no te deben faltar en un viaje largo es una pelota y un puñado de globos, a los que se le pueden sumar una bici, una cometa, una goma de saltar, una comba por ejemplo.

Pero claro para donde más hay que currárselo es para mantenerlos sentados, porque mientras no se sienten los kilómetros no bajan. Lo primero como os comente el lunes es la seguridad y la comodidad en una sillaACM. El resto de cosas necesarias yo suelo dividirlas en 4 grupos.
Como te comente el otro día, no soy para nada partidaria de que N juegue todos los días con la tablet, pero si es cierto que para ocasiones así es muy socorrida por la cantidad de juego que da un solo aparato. Por lo que hay que llevarla cargada a tope y con el cargador de coche a mano y cargada de juegos y videos adaptados a su edad.

Sobre la música, siempre dije que mientras pueda evitarlo intentaré no llevar en el coche música exclusiva de niños (lease cantajuegos…etc)  Lo que sí he probado es a de vez en cuando en los cd que hago colar alguna canción suelta y la verdad es que funciona porque al reconocerla cambiamos a bailar y cuando acaba seguimos con lo que estábamos es como un kitkat que te hace ganar 3 minutos más jajajajaja.  A alguna que si le gusta mucho si que al acabar pide más… pero como mucho se le repite una vez y yasta.

Quién dice cámara de fotos, dice móvil… o cualquier otra cosa que te permita capturar tanto dentro como fuera momentos de vuestro viaje , porque no solo hay que disfrutar cuando lleguemos sino desde que salimos ¡! Recuerda para disfrutar de la meta hay que disfrutar del camino
En cuanto a los libros es una baza a nuestro favor que tenemos ya que le gustan todos… es con lo que más se entretiene en casa también y la gran mayoría de ellos los repite hasta 3 y 4 veces seguidas sin inmutarse.  Así que solo he tenido que seleccionar algunos de los que más juego le dan y comprar algunos nuevos para que sean novedad y listo.

Hay algo que guste más a un niño que dibujar? Noa prefiere hacerlo en pizarra blanca por eso de borrar y empezar… pero para el coche me parece un poco engorro, pensé en las pizarras magnéticas de toda la vida de pintar en blanco y negro (como la telesketch de toda la vida… te acuerdas?)pero no he tenido tiempo de ir a comprarla (quizás la compremos para la vuelta) así que simplemente me he hecho con un buen arsenal de folios tanto blancos como algunos con dibujo y muchos lápices para colorear.

Otra cosa que suelo llevarle siempre son dos cuencos y una cuchara para que pueda realizar trasvases, suelo usar los de plástico de Ikea, y como objeto usamos cualquier cosa… desde bolitas de papel, trozos de fruta, gusanitos, o cualquier objeto que queráis llevar exclusivo para ello pompones de colores, bolitas de fieltro o madera…

Algo que también da mucho juego son llevar algunos coches o muñecos pequeñitos y algún imprimible de este tipo (carreterapueblo, etc). En este sentido le he cogido este libro que está súper bien de precio, al que aún no le vamos a sacar ni la mitad del partido que podríamos pero que por su tamaño nos va a servir de mesa para muchas de las actividades y como no también podremos jugar un ratito con su interior.
En el primer viaje que hice con Noa no lleve ningún tipo de utensilio de limpieza o higiene a mano… fallo de primeriza total lo sé pero sin duda aprendí la lección muy bien ^^…

No pueden faltar toallitas y servilletas unas para limpiar y otras para secar. Pañales… ¡! Por favor :P, Gasas o alguna toalla pequeña ya que empapan más que las servilletas para posibles accidentes con el agua o cualquier otro producto bebible. La colonia y el peine son optativos pero si tienes la gran suerte de que se duerme y su pelo es de los difíciles lo agradecerás.  Y por supuesto no puede faltar un pequeño botiquín con termómetro, apiretal, barrita mágica, pulsera antimosquitos, cristalmina y tiritas son como un imprescindible aliado en cualquier momento.
Dentro del apartado de comida lo mejor es disponer de una nevera y una bolsa de aperitivos siempre apetecibles a los que recurrir en caso de estar al límite del colapso. Esto suelen ser los gusanitos y las galletas, pero mientras no lleguemos a ese punto siempre es preferible darle cualquier otro alimento mucho más sano como puede ser la fruta fresquita, un plátano, cerezas o uvas yo estas últimas son las que más me gusta para los viajes ya que son cómodas de comer y encima valen para jugar con ellas.

Al tener nevera también puedes recurrir a un poco de jamón o pechuga, o optar por llevar una empanada, unos sandwichs o unos saladitos. Seguro que si no para ellos para nosotros también está muy bien.  Y por supuesto algo que no puede faltar es la bebida, agua preferiblemente o cualquier zumo, batido o leche en caso de que tome.

Si llevamos todo esto, creo que tendríamos una muy buena estrategia para solventar lo que se nos viene encima. ¿Qué trucos usas tú para viajar en coche? Tengo poco tiempo para prepararlo pero si me dices que funcionan no dudes que los conseguiré jajaja.

Y ya me despido… feliz finde y felices vacaciones si te vas a algún sitio (Cuidado con la carretera por favor ¡! Que te quiero de vuelta.) Nos vemos el lunes yo ya estaré oficialmente de vacas y con un ritmo mucho más relajado pero dispuesta a seguir enseñándote un montón de cosas.

Besitos ¡!

No hay comentarios :

Publicar un comentario