Esperando a Diana - Sesión de embarazo

Estar embarazada es algo asombroso. Y aunque se haga pesado y no todo sea un camino de rosas siempre es una etapa que se recuerda con cariño.

Ir día a día viendo los cambios en tu cuerpo, los síntomas.... todo es nuevo y descubres lo impresionante que puede llegar a ser tu cuerpo, siendo capaz de crear vida dentro de ti, a la misma vez que la sientes crecer y animarse o relajarse con tus estímulos.


Muchas veces nos negamos a ponernos delante de la cámara porque no nos gusta lo que vemos en el espejo, no "reconocemos" nuestro cuerpo y nos fijamos más en lo físico que en lo que realmente significa esa figura.
Marina recibió la sesión como regalo de su hermana, y a pesar de que no estaba nada segura ni convencida de que saldría de ahí poco a poco se fue relajando y disfrutando de la sesión.
Marina y Rafa, se estrenaran como papás en solo unas semanas. Y todos estamos deseando ver como será Diana, seguro que preciosa sin lugar a dudas.
Estas sesiones son además un ratito de mimos, caricias, besos y conexión entre los 3. Un regalo a todos los sentidos que queda capturado para recordar y ver cuantas veces se quiera, hay que dejarse querer.

Las siluetas al atardecer no podían faltar.
Al final nos quedábamos sin luz... pero estábamos tan cómodos que no queríamos dejar de fotografiar...

Gracias chicos por al final sentiros cómodos y disfrutar y por supuesto gracias a ti Clara por confiar en mi. Y no dudéis lo más mínimo que ya estoy frotándome las manos para cuando llegue Diana.

Sesión de embarazo en Córdoba

No hay comentarios :

Publicar un comentario