Un mes lleno de contratiempos

No te ha pasado nunca… que lo bastante que planees una cosa para que pase algo totalmente inesperado y no consigas hacerlo? Pues así llevan siendo todos mis planes del mes de junio. 

Cuando comenzaba el mes te comentaba 3 cosas que me gustaría ver, pues de dos que ya han sido no he podido disfrutar de ninguna.  Comenzamos el mes diagnosticándonos varicela…. Así que la presentación del libro del día 6 por supuesto hubo que cancelar la participación pero bueno era una causa justificada.

Pero lo mejor de todo fue ayer cuando nos dispusimos a ir a ver la exposición de Vuelo sin Alas que como bien pone en su cartel era del 1 al 14… y al llegar estaba toda desmontada porque habían decidido quitarla el sábado 13 sin previo aviso.  Así que tras quitarnos la cara de tontos que se nos quedó… decidimos aprovechar la mañana en otra cosa. Imaginas en qué?

Estamos disfrutando estos días de un tiempo muy fresquito y eso hay que aprovecharlo sin duda porque aquí en Córdoba eso se ve muy poquito a las alturas que ya estamos.  Así que como la exposición era en la Diputación pues solo tuvimos que cruzar la carretera para entrar en los jardines de colón.


Noa lleva un par de semanas “obsesionada” con los pájaros, por lo que el sitio iba a ser perfecto para ella. Para los que no sois de Córdoba, se trata de una plaza en el centro de la ciudad llena de árboles con una gran fuente en el centro, en la que habitan más palomas que en casi toda la ciudad. 

Como era la primera vez que las veía, alucinó cuando vio que al echarles de comer se le acercaban (los gorriones son mucho más desconfiados) pero eso sí… el genio no se pierde y eso de que una no se pusiera a sus pies no le gustó ni un pelo.


Por supuesto tuve que quitarle el paquete… porque cuando vi cuanto quedaba entendí porque teníamos tantas palomas a nuestros pies jajajajajaja…   Así fue que al quitarle yo el paquete y ella seguirme para que le diera más todas las palomas del parque nos seguían ¡!!




Es cierto que muchas veces ante situaciones adversas a nuestros planes perdemos un poco el buen humor y nos enfadamos porque las cosas no salen como queremos.  Pero si hiciéramos más caso del dicho “al mal tiempo buena cara”, descubriríamos que quizás tuvo que pasar así para poder disfrutar de otras cosas, nosotros por ejemplo ayer sin duda pasamos una mañana la mar de entretenida improvisadamente.



Situaciones así me hacen estar más segura aún de que la felicidad más que un estado de ánimo es una actitud. Ah !! y no solo hicimos fotos con las palomas también aprovechamos para renovar alguna fotito en el apartado de sobre mi, no es la que más me guste del mundo... pero hay que empezar con algo 

Vamos a disfrutar la vida con ganas y una gran sonrisa ¡!  Te animas?  Qué tengas un feliz lunes 

No hay comentarios :

Publicar un comentario