5 Claves para que el BLW funcione

Me hace gracia cuando en algunos sitios hablan del BLW (Baby Lead Weaning o destete guiado por el bebé) como algo de moda. A mí me parece más bien algo muy antiguo que simplemente se ha vuelto a recuperar.  Ya te comente nuestra experiencia con él y hoy quiero contarte en 5 puntos que es lo fundamental para que tú también lo puedas disfrutar.


Para comenzar hay que recordar varios puntos muy importantes:

      1.     La alimentación principal del bebé al menos hasta el año (si puede ser hasta los dos mejor) es la lactancia ya sea artificial o materna.

      2.     El BLW es una forma de introducción de la alimentación complementaria en los bebes, y se usará este nombre siempre y cuando se haga de esta manera solamente, si se mezclan diferentes formas no se denominará BLW y las reglas y normas no pueden garantizar que todo funcione correctamente.

      3.     Hasta los 6 meses como mínimo la lactancia debe ser la única alimentación del bebé.

      4.     La introducción de alimentos no debe ser obligatoriamente a los 6, lo ideal sería esperar a que el bebé mostrara interés por la comida y se mantuviera sentado por sí solo, sean a los 6 a los 7 u a los 8 meses.

Teniendo estos puntos claros y sobretodo llevándolos a raja tabla, es momento de que podamos comenzar con los 5 claves que te voy a dar para que disfrutes del BLW tanto como lo hago yo.

Algo de lo primero que nos tiene que entrar en la cabeza si queremos seguir este método es que, por contradictorio que parezca, los bebes deben de sentarme a la mesa sin hambre.

El bebé el único alimento que conoce es la leche, es la que él va a pedir si siente hambre y si cuando eso pasa nosotros le ponemos comida delante lo más probable es que se enfade y acabe todo en el suelo.

Si tiene sueño va a pasar más de lo mismo, el cree que la comida que le pones delante es algo para jugar, para investigar y con lo que entretenerse, pero él no quiere hacer eso, quiere dormir y si “lo obligas” a interactuar con la comida es muy normal que acabe llorando.

¿Entonces que hago si cuando llegué la hora de comer mi bebé tiene hambre o tiene sueño?, te preguntarás. Muy fácil, si es sueño se le acuesta y si es hambre le daremos su leche y cuando esté saciado se le sentará a la mesa.  Los primeros días o semanas es probable que tengamos que adaptar nuestro horario al de ellos ya que es más fácil que el de ellos al nuestro, bien adelantando nuestra comida o bien retrasándola.

Uno de los mayores miedos de un adulto hacía un niño es que se atragante. Pero sobretodo que se atragante con determinadas cosas…  Si le das pan, galletas o aspitos a un bebe jamás nadie te va a decir nada, pero no se te ocurra darle un plátano o una patata cocida porque deberás estar preparada para escuchar que estás loca.

Así que debes estar totalmente concienciada y segura de que este método es el que quieres seguir, debes conocer al dedillo sus beneficios para así recordarlos cada vez que dudes (o te hagan dudar) y sobretodo debes confiar en el instinto de tu bebé.

Otra cosa que también debes de conocer son los peligros y los problemas que pueden surgir, conociéndolos sabrás su solución y eso te hará estar más confiada y segura de que si sucede lo solucionarás.  Y aunque seguramente no te haga falta llevarlo a la práctica siempre te vendrá bien para hacer ver que sabes lo que haces y que no has elegido el método sin informarte.

Yo he tenido mucha suerte con Noa, ella siempre ha controlado fenomenal la comida, la ha sabido gestionar tanto dentro como fuera de la boca y nunca ha pasado más allá de una arcada o un poco de tos.

Pero está más que comprobado que las veces que más se ha atascado y peor ha comido han sido en las comidas familiares grandes o donde nos acompañaba gente que no estaba segura del método.

En este tipo de comidas lo más normal es que la gente no le quite el ojo de encima al pequeño, que le hagan monerías, que griten Cuidado!! o Ay!! a la mayoría de gestos que haga o que simplemente el niño se distraiga más a consecuencia de las voces nuevas, las risas y el jaleo.

Siempre aconsejo que se eviten estas situaciones lo máximo posible al menos hasta que veamos que nosotros estamos tranquilos con respecto al método y el niño controle bien los alimentos. De no ser posible hay que solicitar a los asistentes, que igual que no miran si a la abuela se le va a caer la dentadura en cada bocado que da, dejen al niño tranquilo y se olviden de él.  Y por último si es el niño el que se distrae con una mosca lo mejor es retirar la comida darle un cacho grande de pan y todos a disfrutar. El nerviosismo se trasmite así que busquemos la tranquilidad siempre.

Y si no sois vosotros los que estáis a la hora de alguna comida pero os gustaría seguir este método, también se puede hacer, solo hay que pedir que respeten vuestra opinión. Mi madre se queda con Noa entre dos y tres tardes a la semana para disfrutar de ella y así J pueda trabajar tranquilamente. Los primeros días le daba mucho miedo y la solución que le di es que le diera solo leche. Y que hasta que no se sintiera segura no le diera ningún otro alimento, poco a poco ella misma con videos y viéndola en directo fue cogiendo confianza y empezó a darle fruta y demás alimentos.  Ahora ya se van juntas a merendar por ahí e incluso de picnic al jardín.

Éste pienso que es el más difícil de todos. Porque tenemos metido o más bien grabado a fuego que los niños cuando más gordos más sanos y por lo tanto para estar gordos tienen que comer. Y este método no va así.

Los alimentos se le ofrecen pero en ningún momento se insinúa o se le obliga a llevarse nada a la boca y mucho menos se lo metemos nosotros con técnicas como el avioncito o el chupete. Hay días que comerán más y otros que comerán menos pero no nos debe de preocupar, su alimento sigue siendo la leche, es lo que les mantiene nutridos y alimentados y el resto es solo para que experimenten y conozcan sabores y texturas.  Es por ello que con este método no se sustituyen tomas sino que se complementan.

Pero claro… ahora explícale a la abuela que no pasa nada porque se deje más de medio plato sin comer,  y que el niño “está” más delgado porque ha crecido y ha empezado a gatear…  Es muy difícil luchar contra algo tan normal en nuestras vidas, pero es lo mejor que podemos hacer. Si hemos respetado que el niño decida qué cantidad de leche y cuando tomarla, ósea si hemos tenido una lactancia a demanda que es como tiene que ser, porque ahora vamos a cambiar?

Así que debemos ser fuertes para que nos respeten, si lo somos al principio y les hablamos con seguridad al final nos respetaran tanto a nosotras como a nuestros hijos y ellos mismos descubrirán con el tiempo que llevábamos razón.

Y también debemos de respetar la decisión de rechazo en cantidad o a un alimento en específico.  Como “anécdota” te puedo contar que a pesar de que en la guardería de N saben que no me importa que no quiera comer un alimento o que no quiera comer nada ese día, y les repito por activa y pasiva que lo que ella quiera. Ellas siempre insisten un poquito… durante dos días insistieron con las lentejas, una engañándola con las croquetas de después… y otra obligándola a comer una cucharada al menos. Ambas veces al llegar a casa una hora y algo después mi hija vomito absolutamente todo lo que tenía en el estomago, tantas veces como fuera necesario para limpiarlo por completo… Ahora estamos en observación de una posible reacción alérgica a las lentejas que seguramente se hubiera resuelto simplemente respetándola. Yo desde luego no voy a volver a ofrecérselas hasta que pase mucho tiempo y llegado ese día las comerá si quiere.

En cuanto a la comida en sí debemos preocuparnos de la calidad y no de la cantidad como ya he comentado. Adaptar los alimentos en cada momento a las necesidades del pequeño e ir incorporando alimentos progresivamente.

Aquí nadie te va a decir que tienes que darle de comer, ni en qué cantidad, sino que hay una lista de restricciones que es la única que hay que cumplir, el resto eres libre de elegir que alimento quieres dar, cuando y como.

Esta lista de restricciones es:

      -        Leche de vaca hasta pasados los 12 meses (hay gente que lo amplia a todo tipo de productos lácteos, eso es una elección)
      -        Ni Sal ni Azúcar antes del año, y después cuanto menos mejor.
      -        La Miel no es recomendable antes del año por su posibilidad de causar intoxicación botulínica.
      -        Ningún tipo de verdura de hoja verde hasta pasados los 12 meses por su alto contenido en nitritos.
      -        Evitar al máximo los pescados azules grandes (atún, bonito, etc.) por su alto contenido en metales pesados.
      -        Nada de Frutos Secos Enteros antes de los 4 años (molidos pueden comerlos sin problema)

Apartando estos alimentos el resto pueden añadirse a la alimentación del bebé en cualquier momento, que nosotros vayamos a comerlos siempre y cuando usemos la lógica. Este método no solo trata de que los bebés aprendan a autoregularse ellos mismos sino también de que tomen el momento de la comida como algo distendido y un acto familiar del que disfrutar y en el que participar.

Para los primeros días o semanas debemos ir incluyendo los alimentos de uno en uno y dando un margen de 3 días para poder observar cualquier reacción alérgica. Y siempre es aconsejable ofrecer los alimentos en trozos o palitos lo suficientemente grandes como para que sobresalgan de la mano cuando el niño los coja con el puño.  Y con una dureza tal que si nosotros lo apretamos con dos de nuestros dedos (índice y pulgar) seamos capaces de romperlo, así nos aseguramos que ellos podrán masticarlo con sus encías.

Cuando vayamos viendo progresos en cuando a que sean capaces de hacer la pinza para poder coger alimentos más pequeños podremos ir introduciendo otras cosas como legumbres, arroz, o empezando a ponerle los alimentos en trozos más pequeños.

En cuanto a cubiertos, mi experiencia es que lo mejor es ponerlos siempre en la mesa, habrá días que ni los miraran, otros los usaran para apoyarse en la mesa, otros para llenarlos de comida y tirarla al suelo… etc Pero llegará un día sin darte cuenta que lo usaran como si llevaran toda la vida por pura imitación.

Lo ideal de este método es que todos comamos lo mismo, sobre todo al principio es muy difícil por la limitación de alimentos pero sí que debemos siempre de usar alguno de los ingredientes que nosotros comamos. Y conforme vayamos agregando ingredientes llegará un momento en que podrán comer perfectamente la misma comida que nosotros, incluidos las sopas o los purés si así está en el menú familiar.

En estos casos la mayoría suele dejar que el niño coma como pueda el puré o la sopa bien metiendo la mano y chupándosela o bien metiendo un trozo de pan… N casi desde el principio nos daba la cuchara y lloraba para que se la diéramos, así que por supuesto lo hemos hecho, en gran parte de las veces sobretodo con los purés se solo la llenábamos y la dejábamos que ella fuera la que se la llevara a la boca, en el tema de la sopa sí que éramos nosotros la que la ayudábamos a que no se le derramara por el camino pero siempre cuando ella nos pedía, así nunca se les da una cucharada más de lo que desean.

Sobre alimentos como el huevo, el pescado o los frutos rojos que son muchos de los que preocupan por el tema de alergias, lo ideal es el sentido común y que los ofrezcáis cuando más os apetezca a vosotros.  Por mi parte N probó las fresas a los 5 porque se la mango a mi tío de la mano, el huevo a los 7 y el pescado con 8 y medio,  pero no por planteamiento sino porque coincidió.     


Como puedes ver es un tema que me apasiona y me parece súper interesante, además hay darle la importancia que realmente tiene ya que es sentar una buena base en la alimentación de nuestros hijos, a mí me ha ayudado hasta tal punto de que como mucho mejor desde que N come con nosotros y a escuchar a mi cuerpo dejándome de obligarme a comer productos “necesarios” porque es lo que han dicho siempre.

Espero que te haya resultado interesante y sobretodo que te haya servido de aclaración. No dudes en consultarme cualquier cosa que necesites aclarar o ampliar, como siempre estaré encantada de ayudarte. Y por supuesto tienes total libertad para compartirlo con quien creas que le pueda interesar.


No hay comentarios :

Publicar un comentario