Equilibrio a dos ruedas

Tuve la suerte de disponer de muchos días en el campo cuando era pequeña y muchos de mis mejores recuerdos (y cicatrices) son encima de una bicicleta, así que tenía claro que uno de los primeros juguetes de mayor que tendría Noa sería una de ellas y si a eso encima le sumamos un primo "loco por las bicis" en la actualidad pues ya tenemos regalo de cumple !!
Nuestra elección fue esta de Chicco por funcionalidad (la tienen varios niños de amigas y ha dado más que buen resultado) y por precio 30€. La verdad que aún no la hemos probado en primera persona pero estas bicicletas dan una estabilidad y equilibrio a los peques alucinantes y de esta forma pueden pasar a la de pedales casi sin necesidad de usar los patines de apoyo. 

Pero en bicicletas sin pedales hay auténticas maravillas, que como en todo para gustos los colores, pero yo te voy a enseñar mis 4 favoritas apartando la ya elegida.



La Velobike de Imaginarium (también disponible en rosa) fue sin duda una muy buena candidata ya que además de ser una bicicleta sin pedales trae el mecanismo para incorporarlos cuando el niño este preparado. Pero siendo Noa tan pequeña van a pasar al menos 2 años largos en los que esperamos darle mucho trote y no sabríamos en que condiciones iba a estar de esas... así que igual la inversión no se podía rentabilizar después. Pero sin duda para niños de 3, 4 años que aún no hayan cogido una bici creo que podría ser una muy muy buena elección.


Siguiendo mi pasión por la madera no pude evitar buscar algunas y esta de Amazon me gusto porque tenía un poco la estética que tienen todas las maderas pero a un menor precio. Lo que pasa que en cuanto al uso no estaba del todo seguro que se fuera a limpiar bien o no se fueran a notar mucho más los "choques" que en la de metal así que quedo descartada bastante pronto.

Del modelo sin pedales de Decathlon me gustaba mucho el tema del freno, pero me disgustaba el poco dibujo de las ruedas y luego las opiniones que encontraba no eran del todo mala pero la mayoría coincidían en que el sillín y el manillar se aflojaban con asiduidad así que fue la primera en quedar descartada.

Y la última sin duda mi favorita de todas todas... una bici bici como ellos dicen "no un juguete", la bicicleta Strider. Es una bici a la que se le puede adaptar también un sistema de freno (que no viene incluido de serie) y sin duda sus materiales la hacen la típica bici que pasa entre hermanos y primos durante bastantes años. 

Pero no te voy a dejar solo mis elecciones "económicas" sino que también te invito a que visites estas páginas donde podrás deleitaros con unos modelos asombrosos y si te enamoras de alguna puedes empezar a llenar la hucha.


No hay comentarios :

Publicar un comentario