5 trucos para poner la cocina a punto

Muchas veces desconocemos que con productos de lo más normal podemos solucionar problemas que nos traen de cabeza... la limpieza del horno... esos cristales que siempre quedan con "velos" y poco a poco quiero traer una pequeña selección de los que he ido recopilando a lo largo de estos años.

La cocina es uno de los puntos fuertes donde siempre 4 manos o 6 son mejor que dos !! Así que hoy me centraré en ella o más bien en algunos de sus utensilios.



Para el Microondas no hay nada mejor que meter un vaso o tupper con agua y medio limón exprimido y ponerlo a calentar hasta que hierva bastante, ya que tiene que dejar el vapor por las paredes. MUY IMPORTANTE, tened mucho cuidado al sacar el agua para evitar accidentes. Y ya solo tendremos que pasar un trapo por el interior del microondas para secarlo y habrá quedado como nuevo.


Para las Cafeteras pon agua con vinagre dentro del culo de la cafetera o en deposito si es eléctrica y ponla como si un cafe fueras a hacer. Si está muy sucia se puede repetir cuantas veces se quiera. Una vez que todo el agua haya salido friégala normal y disfruta de tu cafetera como si del primer día se tratara.



Para las Tablas de Cortar, vamos a hacer como que nos tomaremos un tequila :P, y es que no hay nada como echar un puñadito de sal y frotarlo con medio limón para dejar nuestras tablas, tanto de madera como de plástico, limpias de manchas y olores.


Para el Congelador, una vez eliminados todos los productos de su interior, descongelaremos para eliminar toda la nieve acumulada y una vez ya no queden restos realizaremos una pasta de bicarbonato y agua, la esparciremos por todas la paredes y baldas y la dejaremos actuar unos minutos. Así conseguiremos limpiar y eliminar todos los olores que pudiera tener.


Para el Horno tenemos que empezar la noche antes, debemos precalentarlo a 150º y metemos un libro de agua en un recipiente apto para horno y lo hacemos hervir. Cuando empiece a hervir cortamos el horno, colocamos el agua en el suelo del horno e introducimos otro recipiente apto para horno con 250 ml de amoniaco en la bandeja (a poder ser la de rejillas). Se deja un poquito abierta la puerta del horno y se deja actuar toda la noche. Yo recomiendo que cerréis la puerta de la cocina y abráis la ventana para evitar acumulación de gases. A la mañana siguiente solo tendréis que limpiar con un estropajo y algo más de amoniaco si queréis podéis añadir un poquito de lavavajillas pero ya veréis que no será muy necesario porque queda realmente bien.

Algún truco que quieras compartir conmigo??

No hay comentarios :

Publicar un comentario