Nuestros 6 primeros cuentos

Hace años que no leo un libro, al menos en papel y por simple gusto de adentrarme en su historia y la verdad que me apetece pero el tiempo no me da para más. Los últimos libros que han caído en mis manos han sido todos de crianza, alimentación o lactancia. Pero sin embargo recuerdo leer bastante en mi niñez, adentrarme en sus aventuras y fantasías y quiero darle a Noa la misma oportunidad. Además de que son una forma fantástica de que los niños entiendan muchas veces aspectos “difíciles” de la vida.

De momento son muy poquitos los libros de los que disponemos pero poco a poco eso cambiará porque los libros a veces son mejores regalos que los juguetes y lo pienso hacer saber a todos aquellos que me pregunten :P.



Los tres primeros, llegaron a casa hará unos 10 años, yo trabajaba en una tienda de todo a 100 y me hice con un buen arsenal de productos de bebe (“Que luego estas cosas no se encuentran” esa era la frase que usábamos la hija de mi jefa y yo para auto-convencernos de que nos lo teníamos que llevar jajajaj ¿te acuerdas Isa?) Pues entre todo aquello estaban estos 3 libros a los que como podéis ver Noa ya les ha sacado mucho jugo.

Son libros sencillos, con dibujos coloridos, palabras en minúscula y hojas gordas ideales para bebes.  Con ellos ya hemos aprendido muchos animales y a reconocer cosas de las que usamos todos los días: cepillos de dientes, mochilas y frutas.



El segundo en llegar fue uno muy de casa, muy gatuno, fotos de gatitos preciosos, con distintas texturas y también de hojas gordotas para que los pequeños deditos las puedan pasar.  Sin duda la Prima Meli dio en el clavo con este regalo.




El tercero es un libro pequeñito y para mi gusto un poco tontorron pero que traía de compañero un conejito la mar de mono al que nos llevamos todos los días a la hora de dormir.  El libro nos toca leerlo 3 o 4 veces siempre porque es tan cortito que una sola vez a Noa le sabe a poco.



Por último, el regalo de Noa para su papa. Te quiero mucho papá. Un libro muy dulce y con unas ilustraciones preciosas!!  El tamaño es grandote, las hojas son normales y el texto es muy rítmico para leerlo con énfasis es perfecto.  Noa le encanta ver como ese papá hace cosas que reconoce en el suyo y lo señala mientras lo llama para enseñárselo.



No hay comentarios :

Publicar un comentario