Ponme tinta en la piel

“Piensa un diseño y yo te lo regalo para tu cumpleaños” esa fue la frase de mi madre a un mes de cumplir los 18, sin embargo mi primer y único tatuaje (de momento) me lo hice 3 años y medio después, siempre me gusta pensar las cosas mucho (con todo lo bueno y lo malo que eso acarrea) y es cierto que con 17 tenía claro que quería un tatuaje pero ningún diseño me convencía y con mi terror a dibujar no conseguía plasmar lo que realmente quería, así que lo fui dejando pasar.

Por suerte en la comunión de una prima, vi el tatuaje que tenía otra prima suya y lo vi claro eso era lo que yo quería y ni corta ni perezosa cogí papel y lápiz y me puse a dibujar, no me salió ni por asomo algo parecido a lo que ella tenía pero sin duda estoy más que contenta con el diseño que obtuve y a pesar de que mucha gente me pregunta que cuando lo voy a terminar, porque piensan que falta colorearlo, muchos me han parado a preguntar que donde me lo había hecho así que mal del todo no me salió :)


Lo único malo que elegí fue que lo hice en mayo y en córdoba en esas fechas ya casca de gordo el sol así que estuve un par de meses pasando algo de calor por su culpa pero era principal curárselo bien, así que sarna con gusto no pica.  Además me gusto tanto el resultado que reserve hora para realizarme otro a mediados de septiembre este iban a ser unas huellas de gato en la muñeca o en el cuello, pero justo a primeros de septiembre cambie de trabajo y uno de las “reglas” de la empresa es que no estaban permitidos los tatuajes visibles así que anule la cita y hasta hoy o más bien hasta hace un mes que me volvió el gusanillo a la barriga.

Y es que desde que nació Noa volví a querer hacerme un nuevo tatuaje para dejar constancia de este importante cambio en mi vida, pero no me decidía si el nombre solo, con algún dibujo, la verdad no tenía absolutamente claro, la historia se volvía a repetir, quiero un tatuaje pero no sé cómo, así que volví a dejarlo pasar y la resolución también se volvió a repetir!!!  El diseño que engloba todo mi cambio llego a mis ojos…


Maternidad, lactancia, porteo, mimos…  lo tiene prácticamente todo aunque para mi gusto falla mucho la técnica, no es el estilo que me gusta, tiene demasiado color y le falta delicadeza esa mano en forma de garra me pone los pelos de punta  -__-, pero sin duda había dado un paso de gigante.

Ya tenía la idea plasmada, ya solo me faltaba buscar un tatuador en córdoba que tuviera el estilo que me gusta y concretar con él, y sin duda lo he encontrado…


Dani TatooArt será el encargado de realizar el diseño final con mis mil y un apuntes y “perfeccionismos”, menos mal que es un encanto porque no sabe bien la que le ha caído conmigo jajaja y más con la cantidad de días, semanas y meses que quedan hasta que lo llevemos a cabo, y es que no pienso volver a caer en el mismo error y hasta primeros de octubre no me lo haré, pero sin duda me muero de ganas de volver a poner tinta en mi piel !!

Alguien más enganchada a la tinta?

Una amiga para toda la vida

Como ya tengo mantas… y cojines… ya solo me falta abrazarme a mi muñeca de trapo preferida y echarme a dormir… me acompañas?? Jo… que es domingo y a estas horas es lo que pega ^^ 

Ah ¡! Que no dices que no por la siesta, sino porque no tienes muñeca de trapo?? No te preocupes eso lo arreglo en un pispas ¡!! Aquí te dejo 5 de mis preferidas…

Empezamos por la tierra y es que las patilargas de melena de Las sandalias de Ana son una auténtica preciosidad !! Además tienen hasta un buen fondo de armario :)



Las chicas de Cromanticamente me parecen una dulzura, a algunas les gusta disfrazarse pero otras prefieren estar requetebonitas.


En  Minimeloves todo son colores pasteles y mucho glamour ^^. Altas bailarinas de zapatitos y mejillas doradas.


Las cabezudas patas largas de Cook You Some Noodles me tienen totalmente enamorada, su expresión dulce y sus combinación de colores me hacen que las quieras a todas conmigo en casa !!


Y por último los SuperHeroes y piratas de Mio Mucaro me parecen divertidísimos, y una buena opción para esos niños que se nieguen a tener muñecas porque "sean cosa de chicas"


Venga... a descansar un ratito que ya no tienes excusa. Muacks !! 

Nuestros 6 primeros cuentos

Hace años que no leo un libro, al menos en papel y por simple gusto de adentrarme en su historia y la verdad que me apetece pero el tiempo no me da para más. Los últimos libros que han caído en mis manos han sido todos de crianza, alimentación o lactancia. Pero sin embargo recuerdo leer bastante en mi niñez, adentrarme en sus aventuras y fantasías y quiero darle a Noa la misma oportunidad. Además de que son una forma fantástica de que los niños entiendan muchas veces aspectos “difíciles” de la vida.

De momento son muy poquitos los libros de los que disponemos pero poco a poco eso cambiará porque los libros a veces son mejores regalos que los juguetes y lo pienso hacer saber a todos aquellos que me pregunten :P.



Los tres primeros, llegaron a casa hará unos 10 años, yo trabajaba en una tienda de todo a 100 y me hice con un buen arsenal de productos de bebe (“Que luego estas cosas no se encuentran” esa era la frase que usábamos la hija de mi jefa y yo para auto-convencernos de que nos lo teníamos que llevar jajajaj ¿te acuerdas Isa?) Pues entre todo aquello estaban estos 3 libros a los que como podéis ver Noa ya les ha sacado mucho jugo.

Son libros sencillos, con dibujos coloridos, palabras en minúscula y hojas gordas ideales para bebes.  Con ellos ya hemos aprendido muchos animales y a reconocer cosas de las que usamos todos los días: cepillos de dientes, mochilas y frutas.



El segundo en llegar fue uno muy de casa, muy gatuno, fotos de gatitos preciosos, con distintas texturas y también de hojas gordotas para que los pequeños deditos las puedan pasar.  Sin duda la Prima Meli dio en el clavo con este regalo.




El tercero es un libro pequeñito y para mi gusto un poco tontorron pero que traía de compañero un conejito la mar de mono al que nos llevamos todos los días a la hora de dormir.  El libro nos toca leerlo 3 o 4 veces siempre porque es tan cortito que una sola vez a Noa le sabe a poco.



Por último, el regalo de Noa para su papa. Te quiero mucho papá. Un libro muy dulce y con unas ilustraciones preciosas!!  El tamaño es grandote, las hojas son normales y el texto es muy rítmico para leerlo con énfasis es perfecto.  Noa le encanta ver como ese papá hace cosas que reconoce en el suyo y lo señala mientras lo llama para enseñárselo.



5 trucos para poner la cocina a punto

Muchas veces desconocemos que con productos de lo más normal podemos solucionar problemas que nos traen de cabeza... la limpieza del horno... esos cristales que siempre quedan con "velos" y poco a poco quiero traer una pequeña selección de los que he ido recopilando a lo largo de estos años.

La cocina es uno de los puntos fuertes donde siempre 4 manos o 6 son mejor que dos !! Así que hoy me centraré en ella o más bien en algunos de sus utensilios.



Para el Microondas no hay nada mejor que meter un vaso o tupper con agua y medio limón exprimido y ponerlo a calentar hasta que hierva bastante, ya que tiene que dejar el vapor por las paredes. MUY IMPORTANTE, tened mucho cuidado al sacar el agua para evitar accidentes. Y ya solo tendremos que pasar un trapo por el interior del microondas para secarlo y habrá quedado como nuevo.


Para las Cafeteras pon agua con vinagre dentro del culo de la cafetera o en deposito si es eléctrica y ponla como si un cafe fueras a hacer. Si está muy sucia se puede repetir cuantas veces se quiera. Una vez que todo el agua haya salido friégala normal y disfruta de tu cafetera como si del primer día se tratara.



Para las Tablas de Cortar, vamos a hacer como que nos tomaremos un tequila :P, y es que no hay nada como echar un puñadito de sal y frotarlo con medio limón para dejar nuestras tablas, tanto de madera como de plástico, limpias de manchas y olores.


Para el Congelador, una vez eliminados todos los productos de su interior, descongelaremos para eliminar toda la nieve acumulada y una vez ya no queden restos realizaremos una pasta de bicarbonato y agua, la esparciremos por todas la paredes y baldas y la dejaremos actuar unos minutos. Así conseguiremos limpiar y eliminar todos los olores que pudiera tener.


Para el Horno tenemos que empezar la noche antes, debemos precalentarlo a 150º y metemos un libro de agua en un recipiente apto para horno y lo hacemos hervir. Cuando empiece a hervir cortamos el horno, colocamos el agua en el suelo del horno e introducimos otro recipiente apto para horno con 250 ml de amoniaco en la bandeja (a poder ser la de rejillas). Se deja un poquito abierta la puerta del horno y se deja actuar toda la noche. Yo recomiendo que cerréis la puerta de la cocina y abráis la ventana para evitar acumulación de gases. A la mañana siguiente solo tendréis que limpiar con un estropajo y algo más de amoniaco si queréis podéis añadir un poquito de lavavajillas pero ya veréis que no será muy necesario porque queda realmente bien.

Algún truco que quieras compartir conmigo??

Un día de campo

A Andalucía si se la conoce por algo es por su buen clima, pero la realidad para los que vivimos aquí es muy diferente. Yo siempre puntualizo que seremos la comunidad donde más días de sol haya, pero de que haga sol a que sea buen clima hay un trecho largo. 

Los inviernos son duros, somos gente y tenemos casas adaptadas al calor extremo (al menos en Córdoba rondamos los 45 grados y más todos los veranos) por lo tanto estar a 2 o 3 y en alguna ocasión hasta -2 y -3 no es nada cómodo. Y sobre Marzo-Abril que por fin empieza a normalizarse la cosa empiezan normalmente las lluvias y casi siempre de fin de semana L y fiestas.  Así que nos metemos en Mayo, mes en el que para casi cualquier comunidad autónoma es un mes de primavera… pero que aquí a mediodía bien podemos ya rondar los 40. Y si ya avanzamos los meses… no os quiero contar.

Así que en cuanto podemos y tenemos un fin de semana medio primaveral con buena temperatura y sin lluvias salimos escopeteados a disfrutar el campo al 100% y eso fue lo que paso el pasado 14 de marzo, el tiempo acompañaba, había muchas ganas después del invierno y también teníamos “excusa” estaba próximo el día del padre y para el siguiente fin de daban agua.

Y como no, aproveche para inmortalizar un poquito a los peques jugando y a los papis con sus retoños


bueno… no todos los que jugaron fueron tan peques ^^


ni todos quisieron jugar :P

Tienes un calcetín?

... entonces tienes un conejo !! :P

Es cierto que jamás en casa hemos celebrado la Pascua, pero siempre me ha gustado las decoraciones tan bonitas que se hacen a los huevos, los conejitos por los jardines y las risas de los niños al encontrar los chocolates. Así que este año voy a empezar a hacer algún tipo de decoración, para que el año que viene cuando Noa tenga ya más conocimiento ir añadiendo poco a poco un poquito de esta tradición a nuestra familia.

Y para ello, he elegido este tutorial tan fácil y resultón de Tutsplus


Necesitamos:

1 calcetín de bebe
Tijeras
Aguja de coser
Hilo de coser del mismo color que el calcetin
Hilo Negro gordito
Un rotulador rosita
Pompones, lazos u otros adornos

Guata o relleno de peluches.


Pasos a Seguir:

1.Hacer las Orejas


Primero damos la vuelva al calcetín y lo colocamos de forma que el talón quede mirando hacia nosotros.

Después vamos a realizar las orejas de la siguiente forma. Hacemos un corte perpendicular desde el centro de la punta de los dedos hasta justo el comienzo del talón, y dos cortes en diagonal formando un triangulo hacía el primer corte de la línea central.


A continuación cosemos desde la punta de la oreja derecha hacía el centro por el interior de la oreja y desde aquí hacía la punta de la oreja izqda. Es aconsejable dar pequeñas puntadas firmes y en algunos lugares como por ejemplo en el centro dar varias puntadas dobles, para evitar que pueda deshilacharse por ahí.


Por último giraremos el calcetín al derecho y presionaremos las costuras de las orejas con los dedos.


2.  Relleno del Conejo

Usamos la guata para rellenar el cuerpo, LAS OREJAS NO SE RELLENAN, pero la vamos añadiendo poco a poco, no más de medio puñado a la vez para que no nos pasemos de relleno y podamos ir dandole la forma que queremos.  Las orejas deben quedar en la parte posterior de la cabeza y el talón del calcetín lleno y hacía adelante porque será la cara del conejo. Hay que asegurarse de que el calcetín está relleno firmemente pero parando antes de que el cuerpo se vuelva demasiado alargado.


Para evitar que quede demasiado alargado, cortamos el exceso de calcetín que veamos necesario, siempre un poquito más corto de lo que se piensa que es lo ideal para estirar alrededor del relleno… pero tened cuidado y no cortéis demasiado eh??


3. Coser la apertura

Para que nuestro conejito tenga un culete perfecto,  comenzamos cosiendo por el centro de la apertura en forma de X, de forma que los lados opuestos se junten en el centro a través de una sola puntada. Lo mejor es repetir estas puntadas varias veces para asegurarnos que queda firme.


Ahora doblamos los bordes que han quedado hacía dentro y cosemos los pliegues para cerrar los agujeros.


Finalizamos con una doble costura por toda la base y pasamos la aguja a través del cuerpo hasta que salga de nuevo a media altura del cuerpo. Tiramos un poquito del hilo y recortamos lo más cerca posible del cuerpo. De esta forma el hilo desaparecerá dentro del cuerpo.


4.  Recolocamos las orejas

Cosemos una fila de puntada corriente desde un lado de la cabeza hasta la parte central, a través de la base de la oreja, asegurándote que las puntadas pasan a través de ambas partes del calcetín. Una vez terminamos tiramos del hilo y de esta forma recogemos la base de la oreja como estrujándola y la apuntamos para que conserve la forma.


Para la otra oreja realizamos la misma operación salvo que envolvemos el hilo alrededor de las dos orejas con el fin de reunirlas. Terminamos dando unas cuantas puntadas para afianzar y atravesamos la aguja por el cuerpo como hicimos antes para cortar el hilo. Por último estiramos el centro de cada oreja hacía los lados, para enfatizar la forma redondeada en el centro.


5. Bordamos la cara


Cambiamos el hilo al de bordar negro y anudamos en el extremo. Insertamos la aguja por la base de la oreja, llevándola hasta la posición en la que queremos poner el primer ojo.


Cosemos el primer ojo y luego pasamos al aguja a través de la cara hasta la posición en la que pondremos el segundo ojo. De aquí volvemos a pasar el hilo a través de la cara hasta donde colocaremos la boca.


Para terminar, llevaremos el hilo de nuevo a la base de la oreja donde empezamos y lo apuntaremos. 


6.  Dibujamos las mejillas


Dibujamos  con el rotulador dos círculos en la carita para que tenga sus mejillas sonrosadas.


7. Le ponemos una cola


Ya nos queda poquito, ahora le cosemos un pequeño pompón en la parte inferior para una cola esponjosa.


8. Adornamos nuestro conejo

Le podemos coser unos lazos o pompones para darle un toque más lindo y así también cubrir las dobleces y puntadas de la base de las orejas.


9. Le damos forma


Y ya para terminar, masajeamos el relleno para darle la forma final de “huevo-conejito”. Debe quedar redondeado siendo más ancho en la parte inferior que superior.


Tutorial Original aquí

¿Qué os ha parecido? Yo pienso que lo más difícil de todo el tutorial sin duda es encontrar calcetines tan bonitos :)

Goma Eva rima con Bañera

Tenía  muchas ganas de probarlo, no me acuerdo ni donde lo vi. Pero alguien lo había descubierto por casualidad y decía que a su hija le entretenía muchísimo, pero yo nunca encontraba el momento para ponerme a recortar. Así que el domingo mientras seguía intentando ordenar el taller una vez más, llevo casi 3 meses y aún no consigo acabar, porque mientras yo coloco por un lado “alguien” me desordena por otro :P, vi las laminas que tenía de Goma Eva y dije pues mira vamos a intentar recortar unas cuantas nubes y probamos.


Y tengo que decir que lo conseguí y realmente me pareció curiosa la facilidad con la que simplemente mojándolo un poquito se pega a cualquier superficie lisa, ya sean azulejos, la mampara o incluso la misma bañera.

Por supuesto después de las nubes vinieron los pajaritos y un gran sol !!! y ya estoy maquinando para hacer más cosas que poder aprovechar con esta técnica.




Lo habéis probado?? Por si os animáis a hacerlo os dejo aquí un par de archivos que podéis imprimir y usar de plantilla para recortar las diferentes formas.

Torrijas de Natillas

En menos de lo que imaginemos está aquí la Semana Santa y habrá que darse un caprichito, comiéndonos unas torrijas no??  

Mi receta es algo diferente a la normal de leche, me la dio un comercial que visita la empresa donde trabajo hace ya unos cuantos años y desde que la probamos ya no volvemos. Así que animate a probarla quizás te cambias también. 

Ingredientes:

1,5l de leche
1 sobre de natillas (para 750ml de leche)
Canela en rama
Pan especial Torrijas
Cascará de Limón

Huevos
Aceite de girasol
Azúcar
Canela
Miel

Elaboración

Apartamos un vaso de leche que será donde disolvamos el sobre de natillas y el resto ponemos a calentarla en una olla junto con la canela, el limón y entre 2 y 4 cucharadas de azúcar (según lo dulce que nos guste). Mientras vamos preparando las rebanadas de pan en una fuente.


Yo suelo usar pan de molde especial de torrijas y partir las rebanadas en dos para que me sea más fácil de manejar en todo el proceso y además siempre a la hora de comer es menos el pecado al comer media que comer una entera… aunque sí “la gula” nos puede para que vamos a engañar nos comemos dos medias o hasta tres jajajajaja.

Una vez caliente la leche echamos el vaso de leche con el polvo de las natillas disuelto y revolvemos durante 5 minutos a fuego lento. Usamos el doble de leche para lo que está destinado un sobre pero de igual modo la leche adquiere cuerpo al enfriarse, aunque no llegue a cuajar tanto como si usáramos la cantidad indicada.  Así que es muy importante que añadamos la leche al pan lo más caliente y pronto posible, para que ese cuerpo lo adquiera ya una vez dentro del pan.


Cuando estén bien empapadas por ambas partes las emborrizamos en huevo y las freímos en abundante aceite lo más caliente posible. Una vez doradas por ambas partes las sacamos y las dejamos escurrir sobre papel de cocina y mientras aún sigan calientes las emborrizamos en azúcar y canela o le añadimos una poquita de miel por encima.


Y a merendar ¡!!


Se me hace la boca agua solo de imaginarlas !! Si te animas cuéntame que te parecen.