Hay veces...

Hay veces donde descubres que la felicidad no era eso,
o donde abres los ojos y encuentras al amor de tu vida,
Hay veces que un minuto marca para siempre un antes y un después.
o tras un segundo algo replantea tu manera de vivir.

Pero hay veces donde se juntan todas esas otras veces, 
 y además hacen que limpies las lágrimas de tus ojos para poder ver,
 que cambies los jadeos y gritos por sonrisas y besos
y por las que te das cuenta que merece la pena hasta sufrir.

Esas son veces en las que dejas de ser una para convertirte en dos,
donde no quieres dormir para no dejar de ver,
cuando notas tu barriga vacía pero tus pechos llenos para seguir dando vida,
y en un segundo convierten a tus brazos en la mejor de las guaridas.


* * * * * * * * * * * * * * * * *

La maternidad ha cambiado mi vida, o al menos mi percepción de ella por completo. 

Ahora es una vida mucho más intensa, sufrida también sí pero inmensamente mejor, llena de besos, canciones, sonrisas, bailes, juegos y sueños compartidos. Sin duda es lo mejor que he hecho y lo que más me ha llenado hasta el momento.

Solo puedo si acaso arrepentirme de habérmelo pensado tanto... pero es que nunca era el momento perfecto para algo que tantos días había deseado.


¿Te pensaste mucho ser mamá? ¿Has notado algún cambio en ti como persona ?

No hay comentarios :

Publicar un comentario