15 metas para el 2015

Este 2015 quiero necesito seguir haciendo cambios importantes en mi vida. Desde hace años llevo algunos lastres que no me ayudan ni me aportan nada, voy a intentar quitármelos y por supuesto enfrentarme a mis miedos para que me dejen luchar por mis sueños, que son muchos y siempre los dejo para cuando estoy durmiendo…

Y como no quiero que queden en el olvido te cuento aquí cuales son esas 15 metas que me he propuesto y así si no las cumplo tú también tendrás un poquito de culpa por no recordármelas jajaja.

1.     Simplicidad
Es difícil en la sociedad de consumismo que vivimos pero necesito por comodidad en mi vida y organización de mi casa librarme de cosas que no uso o que guardo, bien sea por cariño o “por si más adelante”, ocupando un lugar innecesario en mi vida.

2.     Organización
Si preguntas a J por mi mayor defecto sin lugar a dudas te dirá que es la falta de ésta. Siempre he sido “ordenada” en mi desorden, es decir dentro de mi caos yo sé donde está cada cosa, pero es cierto que para la convivencia con los demás es muy difícil de compaginar. Y para colmo yo paso la mayor parte del día fuera de casa así que es a él al que le toca lidiar con mi orden y como mínimo al menos le debo el intentar remediarlo.

3.     Priorizar
En mi trabajo tengo clarísimo que es lo más importante/urgente según el momento, pero en mi vida esta parte es un autentico CAOS. Así que tengo que empezar a aprender que tener la casa limpia no es tan importante como jugar 10 minutos con mi hija o acurrucarme con mi marido a ver una peli…

4.     Estudiar Fotografía
La fotografía es una de mis grandes pasiones, pero todo lo que sé lo he aprendido de forma autodidacta o a través de pequeños cursos On-line y la verdad tengo ganas de poder tener una base académica que me amplíe mis conocimientos y cumplimente mi curriculum.
  
5.     Hacer Ejercicio
Hace demasiado tiempo que no me muevo, pase de trabajar 9 horas y media al día de pie y cargando cajas a sentarme durante 10 en una silla en la oficina y otras cuentas en casa delante del ordenador o la máquina de coser…  Y empiezo a notar como mi cuerpo ya me pide a gritos que le de algo de caña o empezará a atrofiarse por completo.

6.     Crear Tradiciones
Tres son multitud o en mi caso son UNA FAMILIA y como tal creo que va siendo hora de empezar a crear nuestras propias tradiciones, sobre todo después de estos días donde cada uno impone las suyas en su casa te das cuenta de que tú no tienes y no es por ganas de hacer las cosas diferentes, pero hasta ahora como que no “tenías derecho”. Pero este año eso va a cambiar.

7.     Escribir Recetas
La cocina es otra de mis pasiones, aunque tengo que confesar que últimamente entro a ella con más obligación que gusto, ya que cuando realmente disfruto es dejando volar la imaginación y preparando cosas nuevas e incluso añadiendo ingredientes de última hora o versionando las recetas de la familia.  Así que esas recetas “inventadas” más las que ya son tradición de ambas familias quiero que queden guardadas a buen recaudo para Noa porque la cabeza solo, y menos la mia, no es de fiar.

8.     Viajar Solos
Bueno viajar siempre viajamos solos, pero al sitio donde vamos o a donde llegamos es siempre para estar con otra gente, y la verdad nos merecemos este año al menos darnos un caprichito de un fin de semana o un puente pequeñito de dedicárnoslo a nosotros, unas horas de desconexión total sin pensar en comidas, ropas, horarios y demás familia.

9.     Hacer más Fotos Familiares
A pesar de que me encanta hacer fotos y de que por ejemplo de Noa tengo fotos para aburrir… es cierto que las fotos de mi propia familia son un lastre para mí, nunca encuentro el momento. Es como que tengo que “salirme” de la familia para inmortalizar el momento y entonces nunca lo hago. Pero no puedo permitir que mi hija no tenga fotos con sus abuelos, con su bisabuela o de sus papas juntos más a menudo. O incluso de mi misma, ya que no recuerdo cuando tengo la última foto junto a mi madre… Quizás un reto de 52 semanas sería la solución… pero me da tanto miedo comprometerme y luego no cumplirlo…

10.  Cuidar más el amor
A todos nos gusta que nos cuiden y nos mimen, que nos digan que nos quieren y nos den algún detallito de vez en cuando. Y ya no solo hablo de la pareja, hablo de los amigos, los titos, los padres y todos esos que son importantes en nuestra vida por cualquier razón.

11.  Aprender a Pedir Ayuda
Soy muy autosuficiente, demasiado diría yo. En mi casa hemos sido solo 3 mujeres durante mucho tiempo y salvo causa mayor no hemos pedido ayuda a nadie, lo mismo arreglábamos un mueble, que pintábamos el patio, que cambiábamos una lámpara… Y si a eso le sumamos que siempre he visto a mi madre ocupándose de todo, por evitar que mi abuela por mayor o yo por pequeña lo hiciéramos hace que a veces me eche demasiada carga encima de mis hombros. 

12.  Hacer senderismo
Llevo años queriendo hacer senderismo pero siempre por falta de forma lo vamos aplazando. Me gusta andar, todo lo contrario que correr (es de cobardes) y en la naturaleza, entre arboles, animales y tierra me encuentro estupendamente además permite encontrar sitios fantásticos que fotografiar… y es apto también para niños, así que tanto para Córdoba como para Asturias es una actividad de que estoy segura disfrutaríamos un montón. Así que al menos a ver si conseguimos hacer una o dos rutas a ver qué tal ¡!

13.  Cuidarme más
Odio las cremas, los potingues, las horas perdidas en la peluquería y todo aquello por lo que la mayoría de las mujeres pierden la cabeza, incluso ir de compras la gran mayoría de las veces me es un suplicio… Así que esta meta sé que va a ser la más complicada de cumplir porque es la que cada año me propongo y nunca lo consigo… pero en algún momento se que eso cambiará y por ello tiene que estar aquí.

14. Aprender  Tejer o Crochet
Tengo muchas cosas en cuanto a las manualidades que aprender, pero sin duda las que más me jode fastidia no saber hacer son las agujas. Siempre he visto a mi abuela entre ellas pero su técnica y paciencia no han sido compatibles a mi torpeza… jajajaja así que es lo único que no ha conseguido enseñarme aún y ya por desgracia, pocas fuerzas le quedan como para que yo se las quite… pero seguro que si consigo hacer algo por mi cuenta y se lo enseño le quedará el regustito de que algo sirvió el tiempo que invirtió.

15. Seguir Disfrutando de la Vida
Y digo seguir porque es algo que en 2014 volví a empezar a hacer. La situación económica y mi afán de trabajar lo máximo posible había hecho que olvidara que se puede reír a carcajadas después de una guerra de cosquillas, que es maravilloso cantar y bailar en pijama por casa aunque no suene música de fondo o que los besos en la cama a las 12:00 los domingos saben maravillosamente bien.

Y tú que te has propuesto para este nuevo año? Yo no las tengo todas conmigo, pero bueno a ver cuántas soy capaz de cumplir, en unos 360 días lo veremos !!

No hay comentarios :

Publicar un comentario